jueves, 24 de septiembre de 2015

El Cabildo de Gran Canaria quiere recuperar el antiguo manantial de San Francisco como reclamo turístico

La consejera Inés Jiménez y la concejala Celeste López estudian fórmulas para 
poner en valor este importante bien histórico.

Estado actual de la antigua Fuente Pública de Telde
El Patronato de Turismo del Cabildo de Gran Canaria y el área homónima del Ayuntamiento de Telde quieren rescatar del olvido al antiguo manantial de San Francisco. Un bien de incalculable valor patrimonial e histórico ubicado en el Callejón de la Fuente y que ahora aspira a convertirse también en reclamo para los visitantes.

La histórica fuente de San Francisco, cuyas primeras referencias datan del 1500, según datos obtenidos por el historiador Juan Ismael Santana, estuvo en uso hasta 1871, cuando cesó el flujo del agua. Ya en el siglo XX, en 1949, se colocó un pilar público, con 3 grifos, pero todo está hoy abandonado.

Un lugar al que antaño acudían los moradores de este enclave histórico y de otros núcleos cercanos a surtirse del preciado líquido y que, al mismo tiempo, servía de punto de encuentro para hacer vida social.


Vista de la Fuente Pública de Telde en 1905
Sin ir más lejos, hasta hace algo más de sesenta años era un hervidero de mujeres con tallas de agua en la abeza gracias a su reconversión en pilar, pero el paso del tiempo provocó, hace ahora más de tres décadas, que dejase de surtir definitivamente de líquido a la población y que, con el tiempo, fuese objeto de una serie de profundas transformaciones que terminaron por modificar de forma severa su imagen inicial.


La Fuente Pública de Telde, efímera memoria del agua

Cuentan las crónicas que de sus paredes surgía tal caudal que era posible responder al consumo humano y a las pertinentes coladas sin problemas, y que aún así sobraba agua para el riego.

Hoy día el único testimonio que queda de la misma, a una veintena de metros del árbol bonito de San Francisco, es una vieja pared de piedra con mortero de cal y de cantería en sus esquinas que ocupa una superficie de 36 metros cuadrados y que está rematada por una cumbrera de cantería con una almena y una cruz.

Un bien patrimonial que el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Telde quieren poner en valor y convertir en reclamo para los turistas y visitantes.

Para ello, el área que dirige la consejera Inés Jiménez ya estudia distintas fórmulas en colaboración con el Ayuntamiento de Telde. Un proyecto que incluye una actuación de embellecimiento, que ha encontrado algunas trabas por el camino que se esperan resolver en próximas fechas, y que también cobrará importancia una vez que la Casa de los Sall abra sus puertas como centro de interpretación.

Fuente: Teldeactualidad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario